banner III UBEbonsai

Just open a Bet365 account today and make a deposit http://abonuscode.co.uk Make a deposit of £10-£200 and then enter the 10-digit bonus code

Una vez repostamos energías volvemos a la faena. Habíamos visto la entrada, el pasillo de árboles históricos, los arboles premiados en kokufus y otras exposiciones importantes, una visión general del resto de árboles, el espacio reservado a Shinji Suzuki…pero, ¿había más que ver y de lo que disfrutar? ¡Ya lo creemos que sí!.

Dentro del enorme espacio del evento había zonas de otras colecciones importantes. Mención especial Funayama y el famoso pino de 1 millón de dólares, cuyas proporciones eran ciertamente descomunales.

Y no era el único árbol de MILLON DE EUROS…

 

Mejor seguíamos nuestro camino…

La zona de ventas no tan grande como esperábamos, pero de una calidad exquisita, como todo claro. Árboles para todos los gustos, tamaños y bolsillos. Macetas, mesas y complementos. Todo a disposición del visitante.

Dentro de este fantástico espacio se encontraban las salas para demostraciones y subastas, aunque eso no toca hoy, será en la última entrega.

El Congreso estaba pensado y compartido en TRES grandes centros. El que os hemos mostrado, el Museo de Omiya Village y el jardín del Templo Hikawa Shrine. Como el Museo de Omiya será objeto de un reportaje especial junto con otros grandes jardines, ahora os mostramos la exposición del Templo y del jardín de Hikawa Shrine, de nuevo sorprendente, por todos y cada uno de sus pequeños e infinitos detalles. Un privilegio para los sentidos.

Cogimos el autobús de la organización y rumbo a la siguiente etapa: Las fotografías hablan por sí solas.

¿Os retamos a que encontréis un papel en el suelo, una lata de bebida o restos de comida?...la organización cifra en más de 50 mil personas los visitantes que pasamos por aquí este fin de semana…y sí, es un parque público…no tenemos calificativos ya.

Si las dimensiones de los arboles dentro del Congreso que visteis anteriormente eran descomunales estos no se le quedaban a la zaga. Impresionante.

Y para concluir este capítulo, unas fotografías de detalles llenos de sensibilidad, sensibilidad japonesa, claro. ¡Disfrutarlos!

Si estos dos capítulos dedicados a la exposición os han gustado, os emplazamos pasado mañana a no perderos la siguiente entrega que será, como no, ¡ Los arboles!...bueno, una pequeña muestra de los mismos evidentemente...esperamos esteis disfrutando!.

Texto y fotografía: Andrés Álvarez